¿Vas a lanzar un nuevo proyecto, te han dicho que necesitas un nombre de dominio y andas más perdido que un pulpo en un garaje? Has llegado al sitio adecuado para salir de dudas. 

En este artículo te contamos qué es un nombre de dominio exactamente y te damos las claves que necesitas saber para elegir el dominio web perfecto.

Ten presente que algo tan habitual en nuestro día a día como teclear un nombre de dominio en el navegador tiene más implicaciones y repercusiones para un comercio electrónico de las que podrías pensar en un primer momento. 

Por ejemplo, si eliges un nombre de dominio para tu web difícil de escribir —o que no hay forma de recordar—, es posible que tengas que hacer un mayor esfuerzo para aumentar tu tráfico web orgánico y de pago, puesto que el tráfico directo se verá penalizado. 

Esto quiere decir que elegir dominio se ha convertido en una de las labores de marketing digital fundamentales para un emprendedor que está montando una tienda online. 

Así que presta mucha atención a este artículo. ¿Listo para aprender qué es un nombre de dominio y cómo elegir un dominio web adecuado para que puedas comenzar un negocio de ecommerce exitoso? Pues… ¡vamos allá!

Empieza ya a vender online con Shopify

Prueba gratis

¿Qué es un nombre de dominio?

Un nombre de dominio es el texto que el usuario escribe en la barra de direcciones del navegador para visitar un sitio web concreto. Por ejemplo, el nombre de dominio de Google es “Google.com”. 

qué es un nombre de dominio definición

Esta es la definición de dominio sencilla. Si nos ponemos un poco más técnicos podemos definir nombre de dominio como una parte de la nomenclatura de la dirección web que el usuario utiliza para encontrar tu portal en Internet. 

Debes saber que cada sitio web se identifica mediante un conjunto único de números, denominado dirección IP (por ejemplo, 204.78.653.0) pero, gracias a DNS (Sistema de Nombres de Dominio), un usuario puede introducir nombres de dominio fáciles de escribir para acceder a los sitios web que buscan.

En otras palabras, el dominio web es una dirección virtual de carácter digital que ayuda a los usuarios a encontrar tu “casa” en Internet.  

Igual que la gente te puede localizar físicamente en tu domicilio —que se identifica a través de una dirección postal—, en Internet te tienen que encontrar de algún modo, si quieres que tus futuros clientes lleguen hasta tu página y conozcan tus productos. 

Es evidente que al principio estos primeros visitantes tendrán que escribir en su navegador la dirección de tu dominio web para poder entrar en tu página. Aunque conforme vayas consiguiendo autoridad, la gente llegará a tu web haciendo búsquedas en Google, o siguiendo algún enlace que hayan encontrado en las redes sociales.

Nombre de dominio y hosting ¿en qué se diferencian?

Dominio y hosting son dos conceptos que tienden a confundirse. Si no sabes cuál es la diferencia, te lo aclaramos rápidamente. 

Verás, si el nombre de dominio es la dirección web de tu sitio web, el alojamiento web o hosting web es el hogar donde vive tu sitio web, es decir, es el ordenador real donde se almacenan los archivos de tu sitio web. Estos equipos se denominan servidores y las empresas de hosting los ofrecen como un servicio.

Para crear tu página web, vas a necesitar comprar tanto el nombre de dominio como el alojamiento web.

¿Qué es un subdominio?

Un subdominio es básicamente un dominio secundario bajo el nombre de dominio principal. Por ejemplo, “help.shopify.com” es un subdominio de “shopify.com”. Una vez que registras tu nombre de dominio, tal y como te explicaremos más adelante, tendrás permisos para crear subdominios para el uso que consideres.

El uso que los sitios web hacen de los subdominios es crear sitios secundarios bajo el mismo nombre de dominio. Imagina que dentro de tu tienda online quieres crear un blog. En este caso, podrías ubicarlo en un subdominio como “blog.ejemplo.com”.

¿Por qué es importante elegir un buen nombre de dominio?

Seguro que estás continuamente pensando en tu nuevo negocio, trazando un plan de acción y un montón de estrategias, reflexionando sobre todos los detalles de tu tienda online, y siguiendo al pie de la letra estos 50 consejos de ecommerce para nuevos emprendedores

Probablemente, ya has decidido qué productos vas a vender online, has concretado cómo será el diseño de tu página web, has implementado una estrategia de SEO y comunicación… Hasta tienes claras las promociones que vas a hacer para obtener tus primeras ventas. 

También habrás meditado mucho acerca del branding, ya que tu intención es que tu comercio electrónico tenga una personalidad muy definida y concreta. Y seguro habrás decidido cómo se va a llamar tu tienda online… 

Pero cuando te ha tocado comprar el nombre de dominio, te has quedado atascado porque no hay nada que se asemeje —aunque solo sea un poquito— al nombre con el que has bautizado a tu tienda online. 

Entonces empiezas a percatarte de cuál es la importancia concreta y real de encontrar buenos nombres de dominio. Porque de una elección correcta va a depender en gran medida el éxito futuro de tu tienda online, ya que no será lo mismo para tus clientes teclear en su navegador una dirección fácil que una URL llena de números y de signos extraños.

Al fin y al cabo la URL de tu sitio web es lo primero que verán tus visitantes. Así, crear un nombre de dominio relevante puede causar una buena primera impresión. De lo contrario, tu sitio web puede ser visto de forma negativa.

En definitiva, una combinación de nombre de dominio, sitio web y direcciones de correo electrónico conforma tu identidad online única. Esto, a su vez, ayuda a tu negocio a ofrecer un aspecto profesional, aumentar el conocimiento de la marca, generar credibilidad, potenciar la confianza en tu negocio e incluso proteger tus marcas registradas y derechos de autor.  

nombres de dominio

Nombre de dominio: características y funcionamiento

Tu nombre de dominio debe identificarse por completo con tu propio negocio, ya que aparecerá en cualquier elemento publicitario que utilices (tarjetas de visita, flyers, catálogos, membretes, cartelería…). Y esto ya nos está dando una idea de que el nombre de dominio debe ser perdurable en el tiempo, sencillo de recordar y fácil de teclear. 

Pero vamos a concretar un poco más, porque es posible que todavía no te quede del todo claro cómo funciona un dominio web. Así que levanta la vista hacia la barra de direcciones de tu navegador y fíjate en todo lo que aparece inmediatamente después de https:// o de http://. Y además siempre termina con una extensión, también conocida como TLD (dominio de nivel superior), que se refiere a la última parte del dominio. Entre la lista de sufijos predefinidos más utilizados están:

  • .com: negocio comercial (el TLD más común)
  • .org: organizaciones (típicamente, sin fines de lucro)
  • .gov: agencias gubernamentales
  • .edu: instituciones educativas
  • .net: organizaciones en red

nombre de dominio definicion

En el caso de Shopify, por ejemplo, el nombre de dominio es “shopify”, aunque la extensión final es diferente en función del país desde el que estés leyendo este artículo (.com, .es, .mx…).

Como primera aproximación, queda bastante claro cuál es la definición de nombre de dominio. Sin embargo, nos gustaría ir un paso más allá, puesto que el concepto de nombre de dominio es más complejo, como hemos visto antes, y tiene muchas más implicaciones que las propias de elegir un nombre para mi web. 

Por eso conviene recordar, aunque sea brevemente, cómo se accedía a una página web en los inicios de Internet, porque no era una tarea tan sencilla como ahora. De hecho, se creó el actual sistema de nombres de dominio porque a la gente le resultaba complicado y poco práctico usar números. Porque, en los albores de Internet, la forma de identificar a una página web en concreto era —y realmente sigue siendo así— a través de direcciones IP asociadas a cada sitio web. 

Mediante un conjunto de números separados por puntos, las direcciones IP asociadas a cada web sirven para identificar a todas las páginas del mundo, ya que cada una tiene un número diferente. 

Por ejemplo: la dirección IP del dominio de Shopify es 23.227.38.65 . 

Pero esta forma de organizar las páginas web creaba confusión, ya que Google todavía no existía, y mucha gente no quería volverse loca memorizando —o guardando en su sección de favoritos— miles y miles de secuencias de números. Fue entonces cuando se optó por sustituir los números por palabras, que son más fáciles de recordar. 

Pero hay palabras más fáciles de recordar que otras: si tu tienda online se llama, por ejemplo, Zapatos de Fiesta, a la hora de buscar dominio web para tu negocio te vas a volver loco, ya que casi seguro que nombres para dominios como zapatosdefiesta.es estarán ya comprados por otros usuarios que han sido más espabilados, adelantados o visionarios que tú. 

En ese caso, al final optarás por complicar tu dominio web con otras formas que no son tan parecidas al nombre de tu tienda. 

Imagina, por ejemplo, que combinas tu marca Zapatos de Fiesta con tu fecha de nacimiento (25 de octubre de 1990). En ese caso, puedes comprar el dominio web zapatosdefiesta251090.es, pero ese nombre de dominio va a ser mucho más complicado de escribir que si usas una secuencia de números separados por puntos. 

Pero no desesperes porque, a continuación, te vamos a dar unos cuantos consejos para que aprendas cómo elegir un nombre de dominio adecuado. 

¿Cómo elegir un nombre de dominio? 4 claves para acertar 

Ya has visto que el nombre de dominio que selecciones para tu negocio es fundamental para emprender un negocio rentable, debido a que vas a tener que usarlo en todo tipo de soportes. 

Y eso no es todo. Si estás pensando en aprovechar el nombre de dominio para crearte una cuenta de email corporativa, que use el mismo dominio web (del tipo: info@shopify.es), es aún más importante que no te equivoques en la elección, ya que una vez comprados los nombres de dominios no hay forma de dar marcha atrás (al menos sin sufrir perjuicios a nivel de posicionamiento). 

Por eso es importante que no te precipites y que hagas caso de estas claves que te ofrecemos en los siguientes puntos para elegir un nombre de dominio correctamente. 

1. El nombre de dominio debe ser fácil de recordar

Usamos palabras y no secuencias de números para que tengamos más facilidad a la hora de recordar el nombre de dominio web. Así que no te empeñes en ponérselo más difícil a tus usuarios y futuros clientes con unos nombres de dominio imposibles de memorizar, usando palabras complicadas, con muchos números o con un montón de signos raros que ni siquiera aparecen en un teclado normal. 

Aunque la capacidad memorística de una persona difiere mucho de la de otra, no cabe duda de que hay ciertos elementos que funcionan muy bien a la hora de que un nombre de dominio se quede grabado en la memoria de tus posibles clientes: 

  • Que sea corto: además de que un nombre de dominio web breve es más fácil de escribir (y de deletrear), también será más fácil de recordar. Nuestra recomendación es que no tenga más de 10 letras. Y procura no exceder nunca de las 15 letras, ya que las palabras largas son más difíciles de recordar que las cortas. 
  • Que no tenga muchas vocales seguidas: otro tema importante es que sea claro, ya que los nombres de dominios web que incluyen varias vocales juntas —como en ferreteriaalpormayor.com— son difíciles de recordar con precisión. Y más difíciles aún de deletrear o pronunciar correctamente. 
  • Que sea visualmente atractivo: la memoria funciona en muchas ocasiones por los ojos, sobre todo si has desarrollado tu memoria fotográfica. Esto quiere decir que a la hora de elegir un nombre de dominio para tu web debes escoger una palabra o una combinación de ellas que quede bien visualmente. Así que evita signos poco frecuentes como guiones altos y bajos o letras como la h, la w, la y o la z.
  • Que utilice elementos reconocibles: piensa, por ejemplo, en una tienda que venda comida para perros. A la hora de buscar nombre de dominio no es lo mismo si te decantas por comidaparaperros.com que si optas por el nombre foodiecan.com. Es posible que este último te parezca más cool, porque las palabras en inglés tienen su punto y le dan un toque de importancia. Además, es un dominio más corto, con lo que sería más fácil de recordar. Sin embargo, al tratarse de conceptos poco familiares para los hispanohablantes, este dominio web será más difícil de que se grabe en la memoria del usuario frente al que está escrito en español.

dominio web

2. Que el nombre de dominio web incluya palabras clave

Si sigues una guía para principiantes de SEO, en muchas de ellas se recomienda comprar un nombre de dominio que incluya la palabra clave principal de tu tienda. De ese modo estarás beneficiándote de un factor que proporciona mayor fuerza a ese dominio a la hora de posicionar en Google para tu keyword principal. 

Pero corres el peligro —si no sabes cómo elegir un nombre de dominio—, de probar combinaciones EMD (Exact Match Domain) poco naturales. Y eso puede terminar convirtiendo el nombre para un blog o una web en un batiburrillo de palabras sin sentido. Y lo que es peor: difícil de guardar en la memoria. 

Piensa, por ejemplo, en la marca de coches Renault. A la hora de elegir su dominio web podían haber pensado en ”cochesrenault.es”, para dejar claro que su negocio es la venta de coches. Pero con una marca tan potente como Renault es mejor simplificar las cosas y poner la dirección de su página web para España simplemente con renault.es. 

Sin embargo, si vendes caramelos con la marca CARBASA, es posible que tu nombre de dominio quede mejor si pones ”carameloscarbasa.com”, ya que es más fácil reconocer tu sector de actividad que con un nombre comercial tan anónimo como CARBASA.

dominios web

3. Que el nombre de dominio sea fácil de escribir en el teclado del móvil

Cada vez más gente navega y compra por Internet con su smartphone, tal y como demuestran las estadísticas de compras online

Esto quiere decir que hay que ponerles las cosas fáciles a los usuarios móviles. Sobre todo porque casi todo el mundo tiene el autocorrector activado —o, simplemente, los dedos gordos— y al final terminan poniendo en la barra de direcciones un nombre de dominio web diferente al que quisieron escribir. 

Mientras que un nombre de dominio sencillo como "dia.es" jamás se escribe mal en un móvil, si intentas teclear un nombre de dominio como corrugadoserratosa.com ya verás cómo te terminas equivocando en alguna letra. 

Además, en este aspecto conviene señalar de nuevo que lo más conveniente sería que al buscar dominio web no incluyeses signos extraños como guiones o barras. No solo en relación con tus estrategias de marketing —porque quedan mal y cuesta recordar ese tipo de nombres de dominio—, sino porque en el teclado virtual de un smartphone tendrás que cambiar de pantalla para introducir ese tipo de símbolos.

nombre para mi web

4. Que el nombre de dominio web tenga relación con tu propia marca

A fuerza de ver miles y miles de webs, todos nos hemos acostumbrado a que los nombres de dominio sean muy parecidos o iguales a los nombres de las propias marcas que comercializan. Y esto es algo que es bueno, puesto que tu nombre de dominio web es un elemento primordial de tu branding y estrategia de marca

Sin embargo, hay que hacer las cosas bien y por orden. Esto significa que no es buena idea comprar un nombre de dominio relacionado con tu marca, si antes no te has parado a reflexionar correctamente sobre tu branding. Si tu nombre de marca es provisional —porque no te convence del todo y tienes pensado cambiarlo en el futuro—, es mejor que cierres ese capítulo antes de elegir el dominio para tu negocio online

De lo contrario, estarás mucho más tiempo del que pensabas inicialmente con una marca que no te gusta, que no terminas de identificar con tu estilo, por miedo a perder posicionamiento si haces un cambio de dominio web. 

Por eso, la elección de los dominios web debería ser consecuencia de una concienzuda y clara estrategia de branding previa. 

Lo bueno de buscar dominios relacionados con tu marca es que la gente va a identificar inmediatamente tus productos con tu nombre de marca. Algo considerado como una de las mejores estrategias de ventas, porque ayuda a vender. 

Vamos a ver varios ejemplos de nombres de dominios basados en branding:

  • Nike.com: las marcas globales trabajan muy bien su estrategia de marca. Por esa razón, si quieres comprar directamente unas zapatillas Nike —sin hacerlo en una tienda online en concreto—, lo más probable es que teclees en el navegador 2l nombre de dominio “nike.com". 
  • Lg.com: otra de esas marcas que usan sus propios nombres para sus páginas web, ya que el nombre de LG está consolidado en el sector de los electrodomésticos.
  • Samsung.com: otra empresa que ha aprovechado su estrategia de branding para que la marca sea exactamente su nombre de dominio web.

buscar dominio

¿Qué nombre de dominio es mejor: dominio .es o .com?

Mucha gente, cuando empieza a plantearse nombres para dominios, no sabe si usar el habitual .com o si es mejor geolocalizarlo. Porque dominios .es —al igual que los .co, los .mx o los .ar— sirven para conocer a qué país pertenece la web a la que estás accediendo

Si entras a la web de Shopify desde España, accederás al nombre de dominio web shopify.es (no te preocupes, el sistema detecta por tu IP si estás en España y automáticamente te redirige hacia shopify.es). En cambio, si lo haces desde México, entrarás en shopify.com.mx.

Con esto te queremos explicar que los dominios geolocalizados están pensados para ofrecer información específica de un país en concreto. Incluso hay ecommerce que por cuestiones legales, estratégicas o de segmentación de mercado no operan en todos los países y usan las extensiones de dominio de cada país para hacer una segmentación de mercado (o para bloquear a los clientes que proceden de un país en concreto). 

Esto ya nos da una muestra palpable de que un dominio .es o .com no es ni mejor ni peor. Al final se trata de una cuestión estratégica. Pero que conviene tener clara, no sea que en un futuro tengas que empezar a comprar todas las extensiones por no haber elegido el nombre de dominio web que se ajustaba más a tu estrategia de ventas

Para saber qué tipo de extensión debes elegir, ten en cuenta lo siguiente: 

  • Las extensiones .com son las más habituales: los dominios terminados en .com son los más frecuentes en Internet. Y si quieres tener una presencia global, la mejor decisión será optar por un .com. Sobre todo si operas en varios mercados o tienes previsto internacionalizar tu tienda en un futuro. 
  • Los dominios geolocalizados están pensados para operar en un solo país: si solo quieres vender en España (y no tienes pensado internacionalizar tu ecommerce en un futuro), la mejor opción es el dominio .es. Y lo mismo ocurre si quieres mostrar un contenido o unos productos específicos por país. En ese caso, deberás usar el .es para España, el .co para Colombia, el .ar para Argentina o el .mx para México. En esos casos, lo normal es crear una estrategia de contenidos específicos para cada país desde el que se accede. 
  • Extensiones específicas: aunque los .es y los .com son los nombres de dominio más frecuentes, también hay otras extensiones que tal vez te interesen como hemos visto antes. Estaríamos hablando de las .net, que están orientadas a negocios tecnológicos o relacionados con Internet. Los dominios .org están pensados para entidades sin ánimo de lucro, asociaciones, fundaciones… Mientras que el .info está destinado a las páginas web de tipo informativo. 

Ideas para encontrar el nombre de dominio que estás buscando

buscar nombre dominio

Si estás bloqueado y no se te ocurre ningún nombre de dominio web decente, puedes seguir alguno de estos consejos.

Usa un generador de dominios.

Muchos emprendedores empiezan a pensar en nombres de dominio mediante brainstorming. Con un bolígrafo y un papel van apuntando las distintas alternativas que se les van ocurriendo, sin pensar que muchos de ellos pueden estar ya utilizados. Para ahorrar algo de tiempo, conviene que uses un generador de dominios que funciona de un modo similar a este generador de eslogan. Tan solo tienes que introducir nombres para saber cuáles están disponibles para que los uses como dominio web. Y en caso de que ya estén utilizados, la herramienta de generación de dominios web te proporcionará distintas alternativas. 

Nombre de dominio con marca

Empieza probando nombres de dominio relacionados con tu marca. Así hizo el marketplace vibbo.com, que optó por el branding a la hora de elegir su dominio. El problema es que el nombre de tu marca puede ser difícil de escribir o de recordar. En ese caso, o haces como Vibbo —que invirtió mucho dinero en publicidad para tener mayor reconocimiento de marca—, o piensas en otras alternativas.

Nombre de dominio con marca y palabra clave

En este caso hay que tomar el nombre de tu marca e incluir también en el dominio web la palabra clave principal. Así lo ha hecho la tienda de colchones Emma, cuyo dominio es emma-colchon.es. Si tu nombre de marca es demasiado corriente, tal vez tengas que añadir alguna palabra clave más, de tipo long tail, como emmatiendadecolchones.es.

Dominio con marca y localidad.

Si estás usando generadores de nombres para empresas es posible que también te muestren combinaciones en las que figuren tu ciudad, para ayudarte con el posicionamiento SEO a nivel local. Un ejemplo de esto sería la tienda de productos malagueños malagasabor.es

Las mejores herramientas para buscar un nombre de dominio web para tu tienda online

Ya sea un generador de nombres de dominios o un comparador de dominios, existen algunas herramientas que van a ayudarte a encontrar ese nombre de dominio perfecto. 

Estas son algunas de las herramientas que consideramos más útiles: 

  • Namechk: una aplicación perfecta para comprobar si una palabra se está usando ya en las redes sociales (en ese caso puede haber confusiones entre tu negocio y ese usuario de las redes sociales), y si se puede o no registrar como nombre de dominio.

dominio .es o .com

  • Domain Hole: te permite buscar dominios disponibles. Y si están libres, puedes comprarlos directamente desde la propia herramienta.

generador de nombres para blogs

  • DomainWheel: un generador de dominios sencillo de utilizar, ya que solo es necesario indicar cuál es la palabra clave sobre la que quieres hacer una búsqueda de dominios web y el sistema te devuelve todos los resultados disponibles.

que es un dominio web

  • NameMesh: puedes generar nombres de dominio basados en palabras clave, branding… Es muy específica y ofrece una gran cantidad de información sobre cada dominio web disponible.

nombres para blogs

  • NameUpp: te ayuda a generar diferentes combinaciones e ideas para nombre de dominio a partir de una o varias palabras. Además, te muestra qué nombre de dominio están disponibles.

qué es un nombre de dominio

¿Cómo comprar un nombre de dominio?

Antes de comprar un nombre de dominio o varios, debes comprobar su disponibilidad. ¿Por qué? Muy sencillo. Un nombre de dominio puede ser cualquier combinación de letras y números, pero debe ser único y debe estar registrado antes de poder usarlo. Así, dos sitios web no pueden tener el mismo nombre de dominio. Si un usuario teclea en la barra de direcciones “www.tudominio.com, viajará hasta tu sitio web y al de nadie más.

Para verificar si el nombre de dominio que tienes en mente está disponible puedes recurrir a cualquiera de las herramientas anteriores. Shopify también ofrece una opción para comprar un nombre de dominio a través de su plataforma ecommerce para quienes quieren abrir una nueva tienda online. Otra opción para comprobar si un nombre de dominio está libre es buscarlo directamente tecleando el dominio web en un motor de búsqueda (Google, Yahoo!, Bing…).

Ya sabes qué nombre de dominio elegir y ahora ¿cómo lo haces tuyo? Para comprar tu nombre de dominio deberás pagar una tarifa (habitualmente anual) a cambio de registrarlo. Cuando expire el período de registro, tendrás la opción de renovar. Si no lo haces, el nombre de dominio quedará disponible para otros. 

Mucho cuidado con esto porque es un error garrafal que puede echar por tierra la oportunidad de negocio que tenías delante. No serías el primer emprendedor que olvida renovar su nombre de dominio y lo adquiere un competidor beneficiándose de toda la estrategia de marketing digital que ya había tras ese dominio.

Por último y para que no te engañen cuando te decidas a comprar un nombre de dominio es que su precio suele oscilar entre 11€ y 25€ al año.

Con este artículo esperamos que hayas resuelto todas tus dudas sobre cómo elegir un nombre de dominio. A partir de ahora, dispones de medios para responder a la pregunta de “cuál será el nombre para mi web”. 

Pese a ello, es posible que todavía no tengas claro qué nombres de dominios son los mejores para tu tienda online. Si necesitas ayuda, o quieres compartir con nosotros algunos de los dominios web que estás barajando, nos encantaría leerlos en los comentarios de este post. 

Te esperamos un poco más abajo. 

Empieza ya a vender online con Shopify

Prueba gratis

¿Quieres saber más?