10 pasos para lograr la libertad financiera que buscas

libertad financiera

Libertad financiera. Puede sonar como un sueño. Pero la verdad es que cualquiera puede lograrla. Y me refiero a cualquiera, incluso quien alguna vez tuvo miles de deudas en préstamos estudiantiles como yo… Por lo que no importan los problemas financieros que tengas hoy, siempre habrá una manera de recuperarte. En este artículo, veremos la importancia de la libertad financiera y te daré algunos consejos que me han ayudado a alcanzarla.

¿Qué es la libertad financiera?

La libertad financiera consiste en tomar las riendas de tus finanzas, de tal forma que tengas un flujo de efectivo seguro que te permita vivir la vida que deseas, que no tengas que preocuparte de cómo pagar tus deudas y gastos imprevistos y que no te abrumes con todo lo que tienes que pagar. 

Se trata de reconocer que necesitas más dinero para pagar tus deudas y tal vez aumentar tus ingresos con un trabajo adicional: a lo que llegaremos en un minuto. También se trata de planificar tu situación financiera a largo plazo, ahorrando a conciencia en caso de situaciones difíciles o para tu jubilación.

libertad financiera vs deudas

10 consejos útiles para lograr tu libertad financiera

1. Comprende dónde estás

No puedes alcanzar la libertad financiera sin conocer tu punto de partida. Reconocer cuántas deudas tienes, el ahorro con el que no cuentas y cuánto dinero necesitas, puede ser una realidad deprimente. Pero este es un paso importante en la dirección correcta.

Haz una lista de todas tus deudas: hipotecas, préstamos escolares, préstamos automotrices, tarjetas de crédito y cualquier otra deuda que hayas acumulado. No olvides incluir el dinero que te han prestado amigos o familiares a lo largo de los años.

Ahora respira hondo. Una vez más. Después suma el total.

¿Cuánto debes?

Si es una cantidad grande, no te asustes, prometo compartirte ideas de cómo pagarlo más adelante. Si es una cantidad pequeña, ¡felicidades! Siéntete libre de compartir tus consejos de libertad financiera en los comentarios al final de este artículo.

A continuación, echa un vistazo a todo el dinero que has ahorrado.

Haz una lista de todos tus ahorros: cuentas de ahorro, acciones, acciones dentro de la empresa, cuenta de ahorro para jubilación u otros planes de jubilación. Después, agrega los pagos mensuales que recibes como tu salario, el ingreso por trabajo alterno, etc.

Ten en cuenta estos números a medida que trabajemos con los siguientes consejos para alcanzar tu libertad financiera.

2. Mira el dinero positivamente

Tener deudas definitivamente puede ser un poco desalentador.

Pero recuerda que el dinero es algo bueno, incluso si parece venir con una gran carga en estos momentos.

Te mereces alcanzar la libertad financiera.

Según Jen Sincero, en su libro You Are a Badass at Making Money, las personas que no ganan mucho dinero a menudo sienten vergüenza a la hora de ganar dinero. Entonces, el mayor obstáculo que muchas personas experimentan cuando se trata de ganar dinero es que sienten que tener dinero es malo. Muchos se sienten culpables por tenerlo y más culpables por desearlo. Sincero ha dicho sobre el dinero: «Lo usamos todos los días para mejorar nuestras vidas, sin embargo, siempre parecemos centrarnos en lo negativo».

El dinero es simplemente una necesidad como la comida o el agua. Te ayuda a comprar las cosas que necesitas y a vivir la vida que deseas.

Para experimentar la libertad financiera, necesitarás ver el dinero como una herramienta para ayudarte a alcanzar tus sueños, alimentar tu energía y vivir una vida libre de estrés que puedas disfrutar.

Porque si ves el dinero negativamente, sabotearás inconscientemente tus posibilidades de ganarlo y conservarlo.

3. Escribe tus objetivos

¿Por qué necesitas dinero?

¿Quieres deshacerte de tus deudas para siempre? ¿Estás desesperado por escapar de tu rutina de 9 a 5? ¿Hay algún lugar al que siempre has querido viajar? ¿Necesitas ahorrar para una boda, hijos o jubilación?

Cuando logré la libertad financiera, fue porque la asocié a una meta emocional. Mi objetivo era salir de la deuda de préstamos estudiantiles y ahorrar para mi primera casa. Y honestamente, fue una experiencia eufórica ver cómo la deuda disminuía y mis ahorros aumentaban.

Me emocioné tanto al ver cambiar los números que trabajé más duro para ganar más dinero y ver un cambio mayor en mis finanzas personales. ¿Habría alcanzado mi objetivo de libertad financiera si no hubiera vinculado el objetivo a algo emocional? Probablemente no. Estaba desesperado por salir de la deuda y mudarme de la casa de mis padres. Esa desesperación me mantuvo motivado durante mi trayecto.

Después pasó algo interesante. En febrero de 2016, escribí en un trozo de papel algunos de mis objetivos:

  • Ganar $100,000 dólares vendiendo productos online
  • Ahorrar $20,000 para gastos de arranque
  • Pagar $24,000 dólares a mis préstamos estudiantiles

Terminé extraviando ese papel y lo olvidé por completo. Y luego un día,  más de un año después, cuando ya vivía en mi nuevo hogar, lo encontré en mi cuaderno. Efectivamente, había logrado las tres cosas. Lo curioso es que ni siquiera estaba pensando conscientemente en esos objetivos.

Es posible que no logres todo lo que quieres en un mes. Pero un año es tiempo suficiente para alcanzar tus objetivos. Asegúrate de que tu objetivo esté vinculado a un número específico que quieras alcanzar. Lo creas o no, comenzarás a trabajar hacia esos objetivos sin siquiera darte cuenta.

Saber exactamente lo que quieres lograr hará que alcanzar la libertad financiera sea un millón de veces más fácil.

2019 Metas

4. Monitorea tus gastos

Un paso importante hacia la libertad financiera es el monitoreo de tus gastos.

Puedes usar una herramienta como Mint, que te permitirá saber cuánto dinero estás gastando, en qué has gastado excesivamente, cuánto dinero hay en tus cuentas y cuántas deudas tienes.

MintOtra cosa interesante de Mint es que te permite establecer objetivos dentro del tablero. Puedes realizar un seguimiento de tus objetivos y saber el mes exacto en el que se espera que alcances tu objetivo en función de la cantidad de dinero que ingresas. Por lo tanto, te mantendrá responsable y te recordará que continues ahorrando.

Después de usar Mint durante un mes, logré ahorrar algo de dinero extra para mi nuevo objetivo que era crear un fondo para mi boda. Mint me ayudó a mantenerme enfocado en este objetivo y me motivó a crear más ingresos pasivos para alcanzar mis objetivos financieros.

5. Págate primero

Probablemente habrás escuchado la expresión «págate primero». Pero en caso de que no lo hayas hecho, «págate primero» significa destinar una cantidad específica de dinero en tu cuenta de ahorros antes de pagar cualquier otra cosa, como tus deudas. Y el acto de pagarse primero a sí mismo, ha ayudado a innumerables personas a acercarse a la libertad financiera.

¿Por qué?

Porque si primero quieres pagarte $1,000 dólares por período de pago, entonces lo que te quede será para tus deudas. Y si no tienes suficiente para cubrir esas facturas, te verás obligado a obtener un ingreso adicional para compensar los costos.

Al pagarte primero, garantizas que siempre estarás ahorrando dinero para invertir en ti mismo. Al hacer lo contrario, sólo obtienes lo que sobra, lo que generalmente no es suficiente como para ayudarte a alcanzar la libertad financiera.

También puedes pagarte primero de otras formas. Por ejemplo, si tu empresa tiene un programa de ahorro para la jubilación, puedes solicitar retirar dinero para tu jubilación. De esta manera, estás invirtiendo en ti y en tu futuro. El dinero se deduce de tu pago, por lo que todo lo que quede es dinero que puedes reservar para tus gastos.

6. Gasta menos

En 1958, Warren Buffett compró una casa de cinco habitaciones por $31,500 dólares y no se ha mudado desde entonces. ¿Su patrimonio neto? La asombrosa cantidad de $90.3 mil millones de dólares. Puede pagar una casa más grande y más cara. Pero su moderación podría ser la razón por la cual es una de las personas más ricas del mundo.

financial freedom warren buffett

Kanye West, por otro lado, no tiene miedo de ostentar su dinero. Vive en una mansión de $20 millones de dólares. Y en una ocasión, con una deuda de $53 millones, decidió pedirle a Mark Zuckerberg mil millones … en Twitter.

¿La diferencia entre estos dos caballeros exitosos? Buffet no gastó más de lo que necesitaba, y West gasta dinero que no tiene.

La verdad es que muchas personas ricas no parecen personas ricas. Zuckerberg literalmente usa la misma camiseta y jeans todos los días.

Comprar menos realmente puede ayudarte a enriquecerte.

Al gastar menos, dos cosas funcionan a tu favor. Primero, tendrás más dinero para destinar a tu libertad financiera. Segundo, aprenderás que realmente necesitas mucho menos cosas para sobrevivir, lo que también te ayuda a ahorrar más dinero.

Y esto nos lleva al siguiente punto …

7. Compra experiencias, no cosas

La vida es corta. No se trata de ahorrar todo tu dinero hasta que tengas 65 años. Puedes disfrutar de la vida mientras estás vivo.

Finalmente las cosas que te ayudarán a vivir una vida más plena serán las experiencias que tengas y no los productos que poseas.

¿Las cosas que compras te hacen feliz a largo plazo? ¿La deuda que has obtenido por comprar tantas cosas te hace la vida más fácil?

Ahora volteemos la moneda.

¿Cuál es tu recuerdo más feliz? ¿Qué estabas haciendo? ¿Con quién estabas?

Vamos a crear más recuerdos así.

Tal vez tienes un amigo con el que te encanta hacer ejercicio. Invítalo a entrenar a tu casa con una lista de reproducción de YouTube.

Hoy tienes una cita. Quieres que sea inolvidable. Busca una actividad increíble que nunca hayas hecho en Groupon por un precio menor.

Siempre has querido viajar a Roma. Has estado ahorrando dinero durante un año para tener las vacaciones de tus sueños. Ve a esas vacaciones sintiéndote libre de culpa. No te endeudaste por lo que te lo has ganado. O también puedes convertirte en un nómada digital y viajar por el mundo mientras trabajas en el extranjero.

financial freedom travel

La vida está hecha de momentos. Los mejores provienen del tiempo de calidad que pasas con amigos y familiares. Si bien algunos productos pueden ayudarte a pasar tiempo con tu familia (noche de videojuegos), la mayoría de ellos no agregan mucho valor.

No gastes dinero que no tienes por fingir que tienes dinero.

8. Paga tus deudas

Algunas personas te dirán que es más inteligente invertir tu dinero en acciones en lugar de pagar tus deudas. Si eres un experto en la compra de acciones, tal vez esto sea cierto. Pero si nunca antes has invertido en acciones, podrías terminar con una deuda más grande.

Después de pagar sus deudas, la mayoría de la gente se siente aliviada. 

Si tienes una deuda de $50,000 dólares, aunque tengas $30,000 dólares en el banco, no te sentirás financieramente libre pues todavía debes $20,000 dólares.

Y aunque pagarle a otra persona no es tan satisfactorio como tener dinero en el banco, el hacerlo te acercará a la libertad financiera.

Hay dos formas principales de pagar una deuda: como bola de nieve y como avalancha. La primera es cuando pagas la deuda más pequeña primero. Y la avalancha es cuando primero pagas la deuda con la tasa de interés más alta.

financial freedom avalanche debt

Debes decidir qué funciona mejor para ti. Cuando yo quise saldar mis deudas, hice el efecto bola de nieve. Me ayudó a mantenerme más motivado. Como pude deshacerme de mi primer deuda, un monto de $1,200 dólares en mis tarjetas de crédito, en tan solo un mes, esto me motivó a hacerme cargo del préstamo estudiantil, que era mi deuda mayor.

Y como las tarjetas de crédito ya no eran un problema, pagaría tres veces más que el pago mínimo de $300 dólares. Por lo que al final, me tomó tres años terminar de pagar mi préstamo estudiantil en lugar de los nueve años establecidos inicialmente.

Pagar una gran deuda te quita un gran peso de encima. Después de pagar tu deuda, verás que aumenta la cantidad de dinero que tienes en el banco. Es una sensación increíble ver subir el número (incluso si al principio lo veías disminuir), y te mantiene motivado para seguir creciendo.

9. Crea fuentes adicionales de ingresos

Bien, a estas alturas probablemente estés pensando: «Mi deuda es mucho más alta que mi sueldo, entonces ¿cómo puedo pagarla si no gano lo suficiente?»

Si realmente quieres tener libertad financiera, te costará sangre, sudor y lágrimas.

Tu horario de 9 a 5 puede no ser suficiente. Si este es el caso, debes buscar dinero con un trabajo alterno.

Algunos expertos recomiendan tener siete fuentes de ingresos. Si tienes un trabajo de 9 a 5, felicidades, tienes uno, ¡sólo necesitas otros seis!

Ahora, puedes ver tus fuentes de ingresos de dos maneras: ingresos activos (dinero que obtienes por tu tiempo trabajado) o ingresos pasivos (dinero que puedes obtener incluso mientras duermes).

Si tus ingresos van en función al tiempo que trabajas, estás limitado por las horas del día. Te mostramos algunos trabajos alternos que puedes hacer para obtener ingresos adicionales:

  • Conviértete en escritor independiente y busca trabajo en ProBlogger
  • Ayuda al dueño de un negocio como asistente virtual con trabajos en Upwork (en inglés)
  • Conviértete en un conductor de Uber
  • Ayuda con tareas domésticas en Task Rabbit
  • Obtén un trabajo ocasional en Craigslist
  • ¡Y puedes hacer muchas más cosas!

Si no tienes mucho tiempo que te permita tener un trabajo alterno, puedes concentrarte en aumentar tu flujo de ingresos con ingresos pasivos como:

  • Iniciar una tienda en línea de dropshipping en Oberlo
  • Comenzar tu propio negocio de ropa personalizada en Shopify
  • Vender contenido rentable (blog, libros electrónicos, cursos, seminarios web, audiolibros, podcast, aplicaciones)
  • Convertirte en un vendedor afiliado
  • Comprar propiedades y rentarlas
  • Invertir en acciones

Afortunadamente, tus siete fuentes de ingresos pueden provenir de la misma fuente. Por ejemplo, si eres experto en ecommerce, tus siete fuentes de ingresos pueden provenir de la creación de siete tiendas online diferentes. Y recuerda: no necesitas comenzar con las siete a la vez, puedes desarrollarlas con el tiempo.

10. Invierte en tu futuro

Nuestro último consejo de libertad financiera es muy importante. Supongamos que sigues los consejos y recomendaciones de este artículo, pagas tus deudas e incrementas tus ahorros. Eso podría ser suficiente para ayudarte en este momento. Pero, ¿y si sucede algo inesperado? ¿Estarías preparado?

Es importante guardar dinero para días lluviosos, la jubilación y (lamento ser drástico) en caso de que mueras para ayudar a tu familia a pagar tu funeral, tus deudas y tus impuestos. Bien, ahora volvamos a ese lugar feliz.

Si tienes un trabajo de 9 a 5, habla con tu empresa sobre la posibilidad de agregar un plan de jubilación o verifica si ya te lo están deduciendo. Se deduce antes de que se te deposite, por lo que nunca sentirás que estás perdiendo dinero. Y es bueno revisarlo periódicamente y ver crecer tus ahorros.

También debes ahorrar suficiente para tener un fondo de emergencia. Algunos expertos dicen que $10,000 dólares es un buen número, mientras que otros opinan que debe ser lo equivalente a seis meses de tu salario. Para ser honestos, esos números pueden parecer bastante altos si no ganas mucho dinero. Por lo tanto, comienza con una meta que puedas pagar, como $100 dólares el primer mes. Y a medida que comiences a ganar más ingresos activos o pasivos, puedes aumentar tu meta a $500 por mes, después a $500 cada quince días y así sucesivamente. Si has gastado demasiado en tarjetas crédito y tu estado de cuenta llegó muy alto, no utilices tu fondo de emergencia: concéntrate en obtener más ingresos activos o alternos que te ayuden a pagar más rápido.

El fondo de emergencia es sólo para emergencias, algo inesperado y no planeado, como un árbol que cayó sobre tu casa, un accidente automovilístico o una visita al hospital.

Al ahorrar dinero para días lluviosos y para tu jubilación te será menos probable terminar donde estás ahora: deseando tu libertad financiera.

Conclusión

La libertad financiera puede ayudarte a tomar posesión de tus finanzas y, lo que es más importante, de tu vida. Se trata de vivir dentro de tus posibilidades, ser un poco frugal y asegurarte de que gastes dinero en cosas que realmente necesitas, como comida, casa e incluso vacaciones (relajarse también es importante). Seguir los consejos de libertad financiera de este artículo, te acercará más a lograr la libertad financiera que te mereces. Así que echa un vistazo a esas finanzas, crea flujos de ingresos adicionales, paga tus deudas y, antes de que te des cuenta, serás libre.

¿Qué tan cerca estás de alcanzar la libertad financiera? ¡Haznos saber en los comentarios a continuación!

¿Quieres saber más?

 

Traducción: Ale Cruz García

Oberlo uses cookies to provide necessary site functionality and improve your experience. By using our website, you agree to our privacy policy.