Skip to content
Qué‌ ‌es‌ ‌remarketing

¿Qué es el remarketing (y retargeting) y cómo te ayudan a vender más en tu ecommerce?

Artículo escrito por Isabel Conesa Magallón

Tan solo el 2% de los usuarios compran en una tienda online durante su primera visita. ¿Qué pasa con ese 98% restante? Pues que se van por donde han venido sin gastar ni un solo euro en tu ecommerce. ¿En serio? Tanto esfuerzo para atraer visitas y después… ¿Nada?

Por suerte, hay una estrategia que te puede ayudar a salvar tus cifras de negocio y tiene nombre propio: remarketing

¿En qué consiste? Básicamente en conectar de nuevo con todos esos usuarios que han visto tus productos o han interactuado con tu tienda sin cerrar una compra. En otras palabras, el remarketing te ayuda a recuperar a esos consumidores que se perdieron por el camino y a convertirlos en clientes. 

Suena bien ¿verdad? 

Lo cierto es que una estrategia de remarketing resulta clave para el crecimiento de un ecommerce. Así lo demuestran las estadísticas sobre compras online: las empresas de comercio electrónico confirman que sus tasas de conversión han aumentado una media de 128% gracias al remarketing.

Desde Oberlo, queremos que tú también veas crecer los ingresos de tu tienda online gracias al remarketing. Para ello, lanzamos este artículo donde te contamos a fondo qué es remarketing, en qué consiste, qué ventajas tiene y qué canales utilizar para hacer remarketing de forma efectiva. 

Las oportunidades no llegan, se crean. No esperes más.

Empieza gratis

¿Qué es el remarketing? Definición

El remarketing (o retargeting) es una estrategia de publicidad online que te permite llegar hasta aquellos clientes o leads que ya han mostrado interés por tu negocio, bien sea porque han visitado tu sitio web, porque han interactuado con tu marca en redes sociales o porque ya te han comprado previamente.

Remarketing definición

Los datos de estos usuarios se recopilan durante las interacciones que tienen con tu negocio a través del canal digital mediante cookies, tokens o etiquetas. Estos datos permiten almacenar y recuperar información relacionada con la actividad de los usuarios online para impactar de nuevo en ellos a través de la publicidad. 

En definitiva, esta estrategia conforma una nueva oportunidad de llegar a esos visitantes anteriores o clientes existentes para aumentar las conversiones. De ahí que reciba el nombre de re-marketing.

Respecto a los canales a través de los cuales puedes aplicar publicidad de remarketing son muy variados. Van desde Google, Microsoft y Bing hasta Facebook, Instagram, WhatsApp, SMS o correo electrónico

Para que no te queden dudas sobre la definición de remarketing y su funcionamiento, te pondremos un ejemplo del que seguro que tú mismo has sido testigo. Imagina que te vas a ir de camping y necesitas hacerte con una tienda de campaña para tu viaje. 

Para ello, haces una búsqueda en Google y comienzas a investigar sobre el asunto. Tras comparar marcas, modelos y precios terminas por dar con una tienda de campaña que se adapta a tus necesidades. Echas el producto al carrito, pero en el último instante, algo detiene tu compra. Quizá tu dispositivo falló, no te venía bien en ese momento formalizar el pago o la tienda no te brindó la suficiente confianza. 

Hasta ahí todo correcto. Pero, ¿qué pasa cada vez que accedes a Internet durante los días posteriores? Que esa tienda de campaña te persigue por toda la red. Te aparece mientras cotilleas las últimas actualizaciones de tus amistades en Facebook, mientras ves un vídeo en YouTube y también en un banner lateral mientras consultas contenido en tu blog de noticias favorito.

Esos anuncios están ahí para recordarte que puedes completar tu compra hasta que finalmente lo haces. Esa persecución es obra del remarketing.

Cómo funciona el remarketing

Remarketing o retargeting, ¿es lo mismo?

En el mundo del marketing oirás hablar del remarketing y del retargeting de forma indistinta. Sin embargo, son conceptos diferentes

El significado de remarketing aparece hace años cuando la “política de cookies” todavía no existía. En aquella época, no había forma de saber quién visitaba tu sitio web o qué movimientos hacía en la misma. 

Por tanto, la única manera de llegar a la audiencia era a través de los ID de correo electrónico o los teléfonos de contacto de los clientes que ya habían comprado previamente. Así, mediante e-mails, llamadas y SMS se lograba fidelizar a la audiencia, mantener a la marca en su mente y aumentar el valor de vida del cliente conocido como lifetime value (LTV).

Unos años más tarde, apareció la “política de cookies” a raíz de la cual se desarrolló el retargeting, también conocido como reorientación, y se hizo… ¡La magia! 

A partir de ese momento y gracias a las famosas “galletas”, las empresas fueron capaces de recopilar datos sobre los visitantes de su web y los usuarios de sus redes sociales que interactuaban con el negocio, pero no llegaban a comprar nada. De esta manera, a través del retargeting basado en cookies una tienda online puede publicitarse ante sus clientes potenciales sin necesidad de tener sus datos de contacto.

Como ves, la diferencia entre remarketing vs. retargeting es sutil y no existe batalla entre ambas, ya que, en último término, comparten el mismo objetivo: impactar de nuevo en aquellas personas que han entrado en contacto con tu negocio de un modo u otro. La combinación de las dos estrategias sería lo aconsejable para cualquier ecommerce.

Remarketing o retargeting

Tipos de remarketing

Ahora que ya tienes claro qué es remarketing y qué es retargeting, vamos a repasar brevemente los diferentes tipos de remarketing que existen en función de cómo capta a los usuarios y qué tipo de anuncios le muestra.

Remarketing de listas de clientes

Te permite mostrar anuncios a una lista de personas concretas cuyas direcciones de e-mail has recopilado previamente. Por ejemplo, si dispones de un lead magnet a partir del cual generas una lista de suscriptores, puedes utilizarla para segmentar y hacer remarketing. También puedes llegar a aquellos usuarios que se registraron en tu web y abandonaron un carrito de la compra con artículos.

Remarketing lista de clientes

Remarketing de vídeo


Este tipo de remarketing implica mostrar anuncios en formato vídeo a los usuarios que han visualizado tus contenidos audiovisuales recientemente o a personas que han estado en tu tienda online. Para ello se utiliza la publicidad en YouTube, en aplicaciones de la Red Display o en redes sociales como Facebook.

Remarketing en vídeo

Listas de remarketing para anuncios de búsqueda

La red de búsqueda de Google te permite adaptar tus ofertas y anuncios a los visitantes que han estado en tu web cuando tecleen términos relacionados con tus productos o servicios en el motor de Google u otras herramientas de búsqueda, incluido YouTube.

Remarketing con Adwords

Remarketing estándar

Este tipo de remarketing implica mostrar anuncios gráficos a visitantes anteriores (visitantes que llegaron a su página web y luego salieron) mientras navegan por diferentes sitios web que utilizan las aplicaciones de la Red de Display de Google y sitios web de redes sociales como Facebook. 

El remarketing estándar también se dirige a los visitantes que utilizan motores de búsqueda como Google para buscar términos relacionados con los productos o servicios que ofreces en tu comercio electrónico.

Remarketing Facebook

Remarketing dinámico

El remarketing dinámico implica ofrecer a los visitantes anuncios con mensajes que se adaptan específicamente a ellos en función de cómo hayan navegado por una página web. Esto aumenta las posibilidades de que regresen a tu página web para cerrar esos pedidos abandonados. 

Un ejemplo sería mostrar a un usuario un artículo concreto que introdujo en el carrito y que quedó abandonado animándole a retomar la compra y finalizarla. Tanto Facebook como Google te permiten crear estos anuncios hiperpersonalizados.

Remarketing dinámico

¿Por qué una tienda online debería aplicar remarketing?

Como hemos visto, a través del remarketing o retargeting, cuando inicias una campaña en una red publicitaria concreta, la herramienta te facilita una etiqueta conocida como píxel que debes agregar en el código de tu sitio web. 

Así, cada vez que un usuario visita tu plataforma ecommerce este código instalará en su ordenador un pequeño archivo de letras y números conocido como cookie que rastreará las acciones que lleva a cabo en la web. 

Una vez que el usuario abandone el portal, la cookie activará la plataforma de anuncios, que comenzará a mostrarle publicidad relacionada con el negocio. 

Así es cómo se consigue saber qué le interesa a tu cliente potencial, mostrarle de nuevo esos productos que le llamaron la atención y conseguir que regrese al embudo de ventas para aumentar las posibilidades de conversión.

Este es, sin duda, el principal beneficio de aplicar remarketing en una tienda online: aumentar los ingresos. No obstante, las ventajas de esta estrategia de publicidad digital van más allá. ¿Las vemos?

1. Incrementa el reconocimiento de marca

La mayoría de visitas que llegan a tu tienda online tienen una intención de compra. Sin embargo, algo les ha frenado y no han concluido el pedido. Puede ser que hayan encontrado una oferta mejor, que tu web sea parte del proceso de investigación y después no se acuerden de volver o, simplemente, que necesiten más tiempo para tomar la decisión de compra. 

En cualquier caso, es vital que esos clientes potenciales que han interactuado de algún modo con tu negocio te sigan recordando. Esto es, precisamente, lo que consigue el remarketing, gracias al cual puedes establecer más puntos de contacto con tu comprador para acercarle hasta la conversión final.

2. Mejora la tasa de conversión y el ROI

Conseguir un cliente nuevo resulta 5 veces más costoso que retener a uno existente. Si hacemos caso a esta estadística, aplicar remarketing y retargeting te acerca a esas personas que ya han interactuado contigo y que, por tanto, ya te conocen y, probablemente, confían en ti. 

A través de estos anuncios dirigidos el CTR o tasa de clics puede aumentar hasta en 10 veces más frente a aquellos anuncios que no están enfocados desde el remarketing. Así pues, estás invirtiendo en una estrategia que apunta a clientes con más probabilidades de compra, aumentado la tasa de conversión, mejorando el ROI y obteniendo mayores ganancias

3. Aumenta el LTV

El LTV es una estimación de los ingresos promedio que generará un cliente a lo largo de su vida útil como cliente. Segmentar a tus audiencias a través de las estrategias de remarketing y retargeting te permite apuntar de nuevo a personas que ya te han comprado presentándoles un nuevo producto de tu tienda y aumentando así los beneficios que puedes esperar de cada cliente. 

Aquí entran en juego las tácticas de upselling y cross selling mediante las cuales puedes ofrecer un producto relacionado con una compra anterior.

4. Llega a audiencias específicas y aumenta el alcance

Gracias al remarketing diriges tus anuncios a personas interesadas en tu negocio. Por lo tanto, las posibilidades de éxito aumentan. Puedes crear campañas publicitarias muy segmentadas y personalizadas según las secciones que un usuario visite dentro de tu web e incluso en función de la acción que realice. Además, puedes utilizar diferentes formatos (texto, imágenes, vídeos, gráficos…).

Otro punto a favor del remarketing es su alcance. Con este tipo de anuncios puedes llegar no solo a los millones de usuarios que están presentes en las redes sociales, sino a toda aquella audiencia que navega por los sitios web y utiliza las aplicaciones a través de varios dispositivos. 

¿Cómo hacer remarketing?

Existen varias plataformas y canales diferentes que puedes utilizar para el remarketing, algunas de las cuales hemos citado en el primer apartado. 

Dado que puede que sea la primera vez que experimentas con esta estrategia de publicidad, vamos a centrarnos en dos de las principales: Google y Facebook.

Remarketing en Google Ads (antiguo Adwords)

El rey de los buscadores ofrece dos tipos diferentes de campañas: en su Red de Display o en su Red de Búsqueda.

Para activar este tipo de campañas de remarketing necesitas crear una cuenta en Google Ads y obtener el píxel que debes instalar en el código HTML de todas las páginas de tu sitio web (entre las etiquetas <head> y </head>). 

Te recomendamos que una vez instalada compruebes el correcto funcionamiento de la etiqueta a través de la extensión de navegador conocida como Google Tag Assistant

A partir de ahí, podrás comenzar a crear listas de remarketing conformadas por personas que han llevado a cabo una acción concreta en tu tienda online. De esta manera, podrás configurar tu campaña según tus objetivos.

Verás que la propia herramienta te permite crear tu campaña sin muchas complicaciones.

  • Remarketing en Display: La red Display de Google te ayuda a llegar a tus clientes potenciales presentes en el motor de búsquedas de Google mientras navegan en sus sitios web favoritos, ven un vídeo en YouTube o revisan su correo de Gmail. Para diseñar este tipo de campaña de remarketing debes elegir “Red de Display” y seleccionar el objetivo que deseas, además de añadir las configuraciones que te interesen (idioma, ubicación, presupuesto…). Si durante el proceso te surge cualquier duda, la ayuda de Google Ads siempre está disponible.
  • Remarketing con Adwords (Ads): Si lo que quieres es aparecer en los anuncios de búsqueda de Google, también puedes activar tu campaña de remarketing desde la herramienta Google Ads, pero esta vez seleccionado la opción “Red de búsqueda”. 

Campañas de remarketing en Facebook

Al igual que sucede con el remarketing en Adwords o Display de Google, lo primero que necesitas para lanzar una campaña de remarketing con Facebook es instalar el píxel en tu ecommerce. 

El famoso píxel de Facebook es un fragmento de código que, una vez colocado en tu sitio web, informa sobre conversiones, audiencias y acciones de los usuarios dentro de tu portal (comprar, agregar productos al carrito, incluir un artículo en su lista de deseos, visualizar el contenido, iniciar el pago…). 

En definitiva, el píxel es una herramienta analítica que monitorea los datos de tu ecommerce y los transmite a Facebook para activar tus campañas de retargeting. Para utilizarlo simplemente cópialo desde la herramienta de administrador de anuncios de Facebook y pégalo en tu sitio web si tienes acceso al código fuente. Con el píxel listo, ya puedes comenzar a crear tu campaña desde la Business Suite de Facebook.

Desde luego que Facebook no es la única red social en la que puedes poner en marcha una campaña de retargeting, ni mucho menos. Instagram (que forma parte de Facebook y funciona con su misma plataforma publicitaria), LinkedIn o TikTok son otros ejemplos. Para decidirte por una plataforma u otra, lo ideal es que tengas definido a tu mercado meta y sepas en qué redes sociales pasa la mayor parte de su tiempo. Así sabrás por cual decantarte.

Retargeting en Instagram

Remarketing: una estrategia muy potente para aumentar las ventas

El remarketing es una estrategia de marketing digital con un enorme potencial para las tiendas online. No solo permite aumentar las ventas y el conocimiento de tu marca, sino que mejora las tasas de conversión e impulsa el tráfico web. Dedicar tiempo a investigar y experimentar el remarketing es la clave para sacarle el máximo provecho. 

¿Qué opinas? ¿Crees que el remarketing está hecho a la medida de tu negocio? ¿Consideras que es una buena táctica para ampliar tu base de clientes en Internet? ¡Te esperamos en los comentarios!

¿Quieres saber más?

Relacionados