Skip to content
tipos de desempleo

Qué tipos de desempleo existen y cómo se pueden afrontar

Artículo escrito por Carlos Quintana

Por lo general nos referimos al desempleo como si fuera una variable única y uniforme. Sin embargo, existen diferentes tipos de desempleo que es necesario conocer si de verdad queremos entender las dinámicas del mercado laboral.

Te invitamos a que descubras la división que existe dentro de esta clasificación del desempleo y que aprendas, además, algunas de las mejores cosas que puedes hacer para afrontar una situación de desempleo.

Qué es el desempleo en economía y cómo se calcula

Antes de ver los diferentes tipos de desempleo que existen es importante entender qué es el desempleo y cómo se calcula. Esta definición de desempleo nos ayudará a entender la forma en que las diversas clases de desempleo se relacionan entre sí.

Qué es desempleo

El desempleo es el porcentaje de la fuerza laboral que está buscando trabajo de manera activa . En este sentido, el desempleo se da cuando la persona que está buscando activamente trabajo no logra conseguirlo.

Una persona desempleada es aquella que reúne las siguientes cuatro condiciones:

  1. Tiene edad para trabajar.
  2. No tiene trabajo.
  3. Cuenta con capacidad y disponibilidad para trabajar.
  4. Está activamente buscando un trabajo.

Este grupo de personas desempleadas o desocupadas no incluye a personas que no están buscando trabajo (por ejemplo las amas de casa), estudiantes universitarios y trabajadores “desanimados”, es decir, aquellos que a pesar de estar desocupados no buscan trabajo.

El desempleo es una de las variables más importantes cuando se quiere evaluar el estado de una economía ya que las tasas de desempleo altas son el reflejo de una economía con problemas. 

Sin embargo, tasas de desempleo demasiado bajas pueden señalar un recalentamiento en la economía. Este tipo de información es también fundamental cuando se trata de hacer una evaluación del mercado a través de herramientas como el análisis PESTEL .

Con este breve marco teórico y definición de desempleo, es el momento de pasar a ver la fórmula con la cual los economistas miden el nivel de desempleo de un determinado mercado.

Cómo se calcula el desempleo

Para encontrar el porcentaje de la fuerza laboral que está activamente buscando trabajo, tenemos que usar la tasa de desempleo . Para ello, es importante saber que la fuerza laboral reúne a las personas desempleadas y aquellas que tienen trabajo. Veamos la forma en que se calcula la fuerza laboral y la tasa de desempleo:

  • Fuerza laboral = Personas desempleadas + personas con empleo
  • Tasa de desempleo = (Personas desempleadas / Total de la fuerza laboral) x 100

Ahora que ya sabemos qué es desempleo y cómo se calcula, es el momento de ver los diferentes tipos de desempleo que existen.

Tipos de desempleo

Existen cuatro tipos de desempleo. Mientras que algunos de ellos son parte natural de la economía con efectos a corto plazo, otros reflejan situaciones críticas con problemas serios a largo plazo. Veamos cómo funciona la clasificación del desempleo.

1. Desempleo friccional

El desempleo friccional es un producto de las transiciones que ocurren en las vidas de las personas. Cuando una persona decide cambiar de ciudad pero no tiene trabajo y necesita buscar uno nuevo, estamos frente a un caso de desempleo friccional.

El desempleo friccional también incluye a aquellas personas que apenas están entrando al mercado laboral como, por ejemplo, un estudiante que se acaba de graduar de la universidad. En otras palabras, el desempleo friccional es el resultado de las fricciones naturales que ocurren en una economía de mercado dinámica.

El aspecto crucial de este tipo de desempleo radica en que incluye a individuos capacitados que poseen habilidades transferibles. Veamos cuáles son los tres tipos de perfiles que hacen parte del desempleo friccional.

desempleo friccional

Considerando lo anterior, el desempleo friccional no solo representa la causa más común de desempleo sino que es parte natural de la economía. En otras palabras, el desempleo friccional es un ingrediente normal dentro de la economía de mercado.

Igualmente, vale la pena decir que el desempleo friccional es un tipo de desempleo de corto plazo que refleja el dinamismo de una economía que está en constante transformación.

2. Desempleo estructural

El desempleo estructural ocurre cuando no hay equilibrio entre los factores demográficos que definen a la fuerza laboral y la tipología de trabajos a disposición. Dicho desequilibrio, ocurre por dos razones fundamentales:

  1. Los trabajadores no poseen las habilidades que requieren los trabajos disponibles.
  2. Existen trabajadores disponibles pero no hay suficientes trabajos en el mercado.

El desempleo estructural se da con bastante frecuencia en industrias susceptibles de transformarse debido a avances tecnológicos y fenómenos como la mecanización o automatización de tareas.

Este es un aspecto que es importante tener en cuenta sobre todo cuando se trata de lanzar una startup innovadora. Si en el lugar en donde se piensa lanzar dicha iniciativa de negocio no existe mano de obra capacitada, la empresa podría encontrarse en dificultad aún antes de ser lanzada. 

3. Desempleo cíclico

El desempleo cíclico ocurre cuando la demanda por un determinado producto o servicio se reduce sustancialmente. Dicho tipo de desempleo es típico de los periodos de recesión económica o de crisis agudas como la pandemia del coronavirus .

Si las personas deciden gastar menos, los negocios no podrán emplear a todos los trabajadores disponibles en el mercado.

4. Desempleo estacional

Como su nombre lo indica, el desempleo estacional está ligado a las estaciones o a algunos períodos específicos del año. Este es el tipo de desempleo que ocurre porque la necesidad de mano de obra se reduce drásticamente durante ciertos periodos del año.

Por ejemplo, el desempleo estacional puede ser bastante pronunciado en una zona de mar que depende de la actividad turística durante los meses de verano o en una zona de montaña que depende de sus estaciones de esquí durante el invierno.

La ventaja con este tipo de desempleo es que es predecible y por esta razón es fácil planificar soluciones o alternativas en torno a este. Por ejemplo, una buena parte del desempleo de enero se debe al hecho de que las empresas contratan mano de obra extra durante diciembre y después de la temporada de compras reducen sus equipos de nuevo.

desempleo tipos

Dinámica de los tipos de desempleo

Como vimos antes, cada una de las clases de desempleo que existen tiene sus propias características y particularidades. Sin embargo, es posible entenderlas mejor si analizamos la composición de la tasa de desempleo. 

Para ello, es necesario considerar una variable muy importante: la tasa natural de desempleo . ¿Qué significa? La tasa natural de desempleo es una línea imaginaria que responde a la siguiente pregunta: ¿Cuál sería la tasa de desempleo si no existieran periodos de recesión o expansión en una economía?

En este sentido, la tasa natural de desempleo no incluye el desempleo cíclico por lo cual podríamos fácilmente calcular el desempleo cíclico de una economía a través de la siguiente operación:

  • Desempleo cíclico = tasa de desempleo - tasa natural de desempleo

Paralelo a lo anterior, podemos decir que la tasa natural de desempleo está formada por aquellos tipos de desempleo que caracterizan a las economías dinámicas: el desempleo friccional y el desempleo estructural.

  • Tasa natural de desempleo: desempleo friccional + desempleo estructural

Si tomamos en cuenta todo lo anterior, podemos ver que la tasa de desempleo que encontramos en las noticias incluye todos los tipos de desempleo que mencionamos antes, incluso, el desempleo estacional que en ocasiones ofrece un cálculo un poco más complicado que el de los demás.

4 consejos para enfrentar el desempleo

Si bien es importante entender la naturaleza del desempleo y su clasificación, es mucho más importante saber cómo afrontar una posible situación de desempleo. A continuación algunos consejos a tener en cuenta.

1. No pierdas la calma y positividad

La frustración y el estrés que se desprenden de una situación de desempleo pueden terminar creando una crisis existencial en tu vida que no dejaría de ser altamente nociva en términos de tu salud física y mental.

Por esta razón, una de las primeras cosas que tienes que tratar de hacer es mantener tu positividad y calma. Es muy importante mantener la positividad ya que el pensamiento positivo genera resultados positivos. Si necesitas ayuda para lograr dicho equilibrio emocional, te invitamos a que incorpores un poco de mindfulness en tu vida. 

2. Mantente activo y productivo

Aunque no tengas trabajo, es muy importante que tu día esté lleno de actividades y que tu actividad social se mantenga fresca. Trata de darte una rutina diaria, haz un poco de ejercicio, aprovecha tu tiempo haciendo cosas productivas y cultiva tus redes profesionales.

3. Aprende nuevas habilidades

Un periodo de desempleo puede ser la oportunidad perfecta para aprender una nueva habilidad. Por ejemplo, si eres un editor de contenidos y escribes bien puedes complementar tu perfil aprendiendo a crear imágenes con alguno de los mejores programas de diseño gráfico .

La idea no solo radica en estar ocupado y aprovechar el tiempo sino en construir un perfil profesional más atractivo que te permita salir de la situación de desempleo en el menor tiempo posible. Invertir en el conocimiento siempre genera excelentes resultados.

4. Crea tu propio negocio o tienda

Finalmente, si piensas que el mercado está muy saturado o demasiado cerrado, es importante que tengas presente que en el mundo de hoy las oportunidades de negocio nunca faltan. 

Haz dropshipping con Oberlo. Importa tus productos fácilmente y vende sin stock con unos pocos clicks.

Empieza gratis

De hecho, hoy en día existen negocios muy interesantes que le han cambiado la vida a muchas personas. Si lo tuyo es el comercio, ¿por qué no intentar construir una tienda de dropshipping online? No hay nada mejor que tomar las riendas de la propia vida.

desempleo tipos de soluciones

Con este último consejo, hemos llegado al final de este artículo. Esperamos que te haya servido para entender qué es el desempleo, cuáles son las clases de desempleo que existen y, sobre todo, qué tipo de estrategias puedes utilizar en caso de que te encuentres sin trabajo.

Y si decides montar tu propio negocio para hacerle frente al desempleo, te invitamos a que te suscribas a nuestro blog para que puedas acceder a una gran variedad de consejos que te ayudarán en tus iniciativas de emprendimiento.

¿Quieres saber más?

Relacionados