Skip to content
Qué‌ ‌es‌ ‌networking

¿Qué es el networking, por qué es importante para los negocios y cómo desarrollarlo con éxito?

Artículo escrito por Isabel Conesa Magallón

Emprender un nuevo proyecto, ya sea crear una empresa o lanzar tu propia tienda online, requiere de valentía, tiempo y dedicación. Si lo haces acompañado y rodeado de personas que comparten metas y ambiciones comunes, triunfar resulta mucho más sencillo. Avanzar en grupo es lo que te permite el networking

¿Sabes de qué hablamos? Si no es así, tranquilo porque has llegado al sitio adecuado. Y si ya sabes qué es el networking, pero dudas de si puede beneficiarte o no sabes cómo desarrollarlo con seguridad, aquí también encontrarás las respuestas. ¿Preparado?

Las oportunidades no llegan, se crean. No esperes más.

Empieza gratis

Qué es networking y para qué sirve

El networking es el proceso de establecer una relación de beneficio mutuo con otras personas con el objetivo de crecer profesionalmente. En otras palabras, el significado de networking implica reunirse, conectar e interactuar con otros individuos para ver cómo podéis ayudaros entre vosotros y establecer una relación a largo plazo.

Networking definición

El objetivo no es solo crear conexiones valiosas con posibles clientes, sino también con otras personas como empresarios, líderes del sector e inversores. Ellos podrían recomendarte negocios que complementen al tuyo, referenciar tu proyecto de forma positiva a sus conocidos — sí, el boca a boca de toda la vida— e incluso abrirte una vía profesional todavía desconocida para ti si estás en situación de desempleo

Asimismo, el networking implica establecer contactos con personas que te pueden brindar información o capacitación, y puede ser una excelente forma de encontrar proveedores con los que aliarse para mejorar tus productos o servicios.

Hay quienes asocian el networking con la idea de solicitar favores, pero esta visión dista mucho de la realidad. Las personas que han tenido éxito en la creación de redes de contactos saben que el networking no se trata solo de ellos, sino también del resto de proyectos que conforman la red. 

La meta es construir relaciones de confianza y amistades con otros empresarios y emprendedores. Y a partir de ellas, ayudarse de forma mutua a resolver las necesidades que surjan recomendando clientes, brindando testimonios o ayudando a promover eventos y negocios, entre otras acciones.

No olvidemos que cuando nos decidimos a emprender un proyecto, son numerosos los obstáculos a sortear: búsqueda de financiación, normativas complejas, débil apoyo institucional, miedo al fracaso… 

Todos y cada uno de ellos, podrían matar fácilmente las aspiraciones y motivaciones de cualquier emprendedor. Por ello, el hecho de poder confiar en la guía de otra persona que ya ha pasado por todo eso, no tiene precio.

Por qué es importante el networking: 5 beneficios que necesitas conocer

El networking es vital para el triunfo de cualquier negocio. Así lo demuestran diferentes estudios al respecto que han confirmado cómo la creación de redes ofrece oportunidades de crecimiento, aumenta la exposición profesional y crea relaciones significativas

Pero esto no es todo lo que el networking puede hacer por ti y tu proyecto. ¿Quieres descubrir por qué negocios y networking deben ir de la mano? Te detallamos todos los beneficios.

1. Genera clientes potenciales

Quizá esta sea la principal razón por las que las empresas se deciden a trabajar su red de contactos y es que a través del networking puedes acceder directamente a tu cliente potencial

En este sentido, la gran ventaja de la generación de leads a partir de las redes de contactos es que, por lo general, son clientes potenciales cualificados y de calidad, tanto si tú llegas directamente a ellos como si tu referencia llega a través de otra conexión. 

Esto implica que son personas que encajan con el perfil de cliente ideal al que te diriges y, por tanto, son más susceptibles a una compra.

2. Crea conexiones

“No se trata de qué sabes, sino a quién conoces”. Este viejo dicho cobra todo su significado cuando lo aplicamos al networking. Ya sabes que para conseguir que tu proyecto avance, necesitas tejer una red de contactos relevante a la que recurrir cuando lo requieras. 

Pero no solo se trata de con quién estás conectado directamente, sino de la red de contactos que esa persona ya tiene establecida y a la que tú también puedes llegar a acceder. Gracias a esas conexiones, podrás relacionarte con personas influyentes para tu proyecto a las que sería muy complicado llegar de otro modo.

En estos casos, el networking no te conduce directamente a obtener clientes potenciales, ya que puedes entablar conexión con un perfil que no es adecuado para tu oferta, pero es posible que esa persona conozca a otras 15 personas que encajen perfectamente en tu mercado meta. Y eso sí te lleva a tus clientes potenciales.

Y recuerda que el networking no es una calle de un solo sentido. Si alguien de tu red te solicita referencias o ves una oportunidad para una empresa que está dentro de tu red, no debes dudar en compartir todos los detalles para fortalecer tu relación todavía más.

3. Te ayuda a identificar las mejores prácticas y tendencias de tu sector

Intercambiar información y aprender de los demás, te ayuda a avanzar con mayor seguridad, rapidez y eficacia. Tu red puede ser una gran fuente de nuevas perspectivas, ideas y conocimientos a los que difícilmente podrías haber accedido desde otros canales. 

Así, el networking te ayuda a estar en contacto con proyectos de tu sector de cuyas experiencias puedes aprender para replicar en tu negocio aquellas tácticas que les han funcionado y evitar las que no les han dado resultados. 

Del mismo modo, las redes de contacto te ayudan a mantenerte a la vanguardia de la tecnología y las nuevas tendencias comerciales. Esta información "interna" puede darte una ventaja sobre tus competidores al implementar formas nuevas y novedosas de hacer las cosas.

Por ejemplo, si eres propietario de una tienda online y formas parte de un grupo de networking de emprendedores digitales puedes averiguar qué tipo de plataformas ecommerce están utilizando o cuáles son aquellas estrategias de ventas que les dan mejores resultados para incorporarlas a tu propio negocio.

4. Incrementa tu visibilidad y mejora la reputación de marca

Participar en iniciativas de networking consigue que tu marca sea notoria y visible. Así de sencillo. Y ya sabemos que la visibilidad es esencial para vender, sobre todo si operas en el ámbito digital. 

Cuanto más te dejes ver, antes comenzarán a reconocerte en tu red y será tu negocio el que venga a la cabeza de tus contactos cuando alguien te necesite.

De esta manera, mantenerte activo creando conexiones y aportando valor a los demás te situará como una persona informada, comprensiva y confiable. Y todo este trabajo favorecerá que en torno a tu marca se construya una reputación y una confianza positivas que resulten realmente atractivas para obtener más clientes potenciales. 

Puedes incluso ir un paso más allá en tu estrategia de visibilidad y lanzarte a organizar tus propios eventos o grupos de networking. Sí, puede dar miedo. Pero cuando veas que han ido sobre ruedas, la sensación de satisfacción será insuperable y habrás hecho más por tu negocio de lo que otras estrategias de marketing puedan conseguir

5. Mejora tu confianza

El networking es una habilidad que, con práctica, todo el mundo puede llegar a dominar. Aunque al principio te puede costar romper el hielo, es necesario que salgas de tu zona de confort y desarrolles tus habilidades sociales e inteligencia emocional

A medida que vayas estableciendo contactos y esforzándote por construir tus redes, tu autoestima y la confianza en tu proyecto aumentarán. Y esto es fundamental, porque con esta confianza tus ganas de crecer y continuar creando conexiones duraderas será mayor.

Para qué sirve el networking

Dónde hacer networking: 3 ejemplos

Si te fijas, estamos rodeados de oportunidades que nos permiten establecer contactos, es decir, hacer networking. Tan solo tenemos que estar atentos para detectarlas. 

La realidad es que casi cualquier tipo de iniciativa puede suponer una oportunidad de establecer contactos, no tiene por qué ser un evento formal. Los espacios de trabajo conjunto, los grupos de amigos o los eventos comunitarios también pueden dar mucho juego. 

Pero, si quieres ir al grano y sacar el máximo provecho a tus acciones de networking, lo recomendable es que asistas a aquellas iniciativas que estén centradas en tu nicho de mercado o se alinean con tus objetivos comerciales.

Tampoco tienes por qué desanimarte si el primer intento no ha sido fructífero. Lo normal es que hagas prueba y error hasta que encuentres con las oportunidades de networking más adecuadas para ti.

No siempre, pero en muchas ocasiones encontrarás que las iniciativas de networking de pago son de mayor calidad que los gratuitos, ya que los asistentes pueden mostrarse más involucrados y con la meta de desarrollar conexiones sólidas. Tenlo en cuenta para darles una oportunidad.Veamos algunos ejemplos de networking, es decir, situaciones que conforman oportunidades perfectas para entablar relaciones con otros proyectos.

Ejemplos de networking

Eventos

Los eventos son una oportunidad genial para construir redes networking. Conferencias, ponencias, talleres, ferias, mesas redondas, galas, formaciones… Todo este tipo de encuentros suelen reunir en un mismo lugar a empresarios, emprendedores y clientes potenciales que llegan con el objetivo de aprender, compartir sus motivaciones e intercambiar opiniones

Este tipo de interacciones constituyen una excelente vía para buscar oportunidades destinadas a establecer alianzas y hacer crecer tu propio proyecto. 

De hecho, algunos de estos eventos ya están diseñados específicamente para estimular el networking entre los asistentes, mientras que otros hacen un mayor énfasis en ofrecer recursos educativos para fomentar el desarrollo profesional.

Grupos de networking locales

Entrar a formar parte de grupos de networking local es una buena forma de comenzar a explorar los beneficios que ofrece para tu proyecto el hecho de establecer contactos. En ellos puedes conseguir ayuda y aliados específicos dentro de tu ubicación geográfica (barrio, ciudad…). 

Este tipo de grupos operan a una escala relativamente pequeña, algo que puede aportarte seguridad y comodidad si te estás estrenando en esto del networking.

Networking online

Internet supone un canal muy potente para establecer redes de contactos. No en vano, el networking online es una tendencia creciente que gana cada vez más adeptos. 

Plataformas como Meetup, LinkedIn o Facebook son algunas de las más populares y suculentas para el networking digital en las que se desarrollan grupos de redes de negocios a los que puedes acceder.

Este tipo de grupos son recursos ideales para los emprendedores que todavía se sienten intimidados a la hora de hacer networking cara a cara y pueden ser grandes oportunidades para quienes buscan expandir sus negocios o llegar a un mercado más global y digitalizado.

Networking online en Linkedin

Cómo hacer networking como un verdadero profesional

Ahora que ya tienes claro qué significa networking y cuáles son las ventajas que puede ofrecerte, te daremos unas pautas para aprovechar al máximo las oportunidades que te surjan de crear redes de contactos.

Define tu plan de acción

Tener listo tu plan de networking antes de asistir a cualquier reunión o evento te impedirá pasar por alto buenas oportunidades. Para ello, tómate un tiempo previo en asegurarte de qué vas a hacer y cómo lo vas a hacer. 

Primero identifica a quién quieres en tu red. Recuerda que hay formas directas de establecer contactos (con tu mercado objetivo) e indirectas (a través de otras personas que conocen tu mercado objetivo). Tenlo presente a la hora de decidir a quién te diriges o con quién inviertes más tiempo, ya que todo contacto valioso debería apoyar el crecimiento de tu proyecto por una vía u otra.

En tu planificación tampoco debería faltar una lista de dos o tres objetivos prioritarios que te gustaría conseguir en cada iniciativa o evento en el que participes, además de un breve speech de presentación que deje claro quién eres y por qué estás ahí. 

Si te cuesta entablar una conversación, recurre a temas que te ayuden a encontrar puntos en común y comenzar a edificar una relación como las metas, los logros, los intereses o las habilidades de tu interlocutor.

Ir preparado te dará un impulso de confianza y te ayudará a acercarte a las personas sin sentirte nervioso.

Evita el autobombo en exceso y mantén la educación

Algunas personas caen en el error de protagonizar las conversaciones acaparando toda la atención sin molestarse en escuchar el aporte de los demás. Evita hacerlo. Promocionarte en exceso puede echar por tierra todos tus esfuerzos de networking. 

En lugar de ello, debes dar tiempo a los demás para que hablen y mantente atento a lo que comentan. Recuerda que ser un buen oyente es una de las claves para hacer networking de forma exitosa

Mantén el contacto visual y vigila tu postura corporal para demostrar confianza en ti mismo e interés en los aportes de los demás. Respecto a tu conversación, intenta que sea tranquila, pausada, ligera, amena e informal.

A la gente le gusta hacer negocios con aquellas personas que las hacen sentir cómodas. Así que, si ayudas a los que te rodean y logras que se sientan especiales, darás una buena impresión y se mostrarán más abiertos a crear lazos contigo.

En cuanto a las tarjetas de visita, son una forma efectiva de compartir tu información de contacto y de mantener la comunicación. Pero ¡ojo! Presta atención a quién y cómo las entregas. 

Si no las ofreces a aquellas personas que se sientan interesadas en tu negocio o lo haces en el momento inoportuno puedes transmitir impaciencia, poca educación y falta de profesionalidad. Tres ingredientes que arruinarían tu estrategia de networking. 

Las tarjetas deben intercambiarse una vez que las conversaciones hayan concluido. Pídele a la otra persona que comparta su tarjeta contigo primero y luego ofrécele la tuya. Esta es la forma adecuada de hacerlo.

Haz un seguimiento de tus contactos

Una vez que concluya el evento o la reunión, haz un seguimiento de tus contactos. Puedes enviarles a través de e-mail, de redes sociales e incluso por correo postal una nota de agradecimiento por el tiempo y los consejos que compartieron contigo. Indícale cómo vas a actuar en consecuencia de los mismos o qué cambios vas a implementar fruto de la experiencia que te ofreció.

Del mismo modo, aprovecha esa comunicación para recordarle cómo tu negocio le podría resultar útil. También puedes plantearle la invitación a otro evento al que vayas a asistir o planear un próximo encuentro —puede ser informal, como tomar un café presencial o virtual— para ver de qué forma puedes apoyarle en su negocio. 

De este modo, te aseguras de dar una buena impresión y demuestra que te preocupas por tus contactos reforzando tus acciones de networking.

Networking: el acelerador que tu proyecto necesita

Quizá pensar en networking te ponga nervioso a priori. Suele ser porque el término puede evocar imágenes de conversaciones nerviosas, situaciones incómodas y palmas de manos sudorosas. Entablar conversaciones no es algo fácil, lo sabemos, y más si el objetivo es venderte o intentar sacar un provecho profesional de esa interacción. 

Sin embargo, debes intentar alejar esta imagen de tu mente. El networking no tiene por qué hacerte hiperventilar. Debes verlo como una herramienta que va a conseguir que tu proyecto crezca, ayudándote a encontrar prospectos y acercándote a tus clientes. 

En definitiva, deberías ver en el networking un canal más de ventas para aumentar ingresos, ya que de tu capacidad para fomentar las relaciones va a depender buena parte del éxito de tu negocio.

Ahora ya tienes claro en qué consiste el networking y cómo llevarlo a cabo sin morir en el intento. ¿Te gustaría añadir algún consejo más en la zona de comentarios? Tu aporte sería genial para ayudar a otros lectores y crecer juntos.

¿Quieres saber más?

Relacionados